Coricancha, el gran templo de la civilización inca

Coricancha, el gran templo de la civilización inca

La ciudad de Cuzco es un auténtico museo al aire libre. La arquitectura de esta civilización se mezcla con la importada por los conquistadores españoles para crear lugares como Coricancha, un espacio que brilla en medio de los Andes peruanos.

Entre la infinidad de edificios que los turistas pueden visitar en Cuzco se encuentra el ya nombrado Coricancha, también conocido como Templo del Sol, que fue uno de los lugares de culto más importantes para la civilización inca.

Origen del monumento

El templo de Coricancha (Inti Kancha en sus orígenes) fue construido durante el Gobierno del Inca Huiracocha, alrededor del año 1200, y posteriormente retocado por Pachacútec. Se trata de un edificio dedicado al dios sol, aunque también se veneraba en él a otras deidades como Wiracocha, Illapa o Mama Quilla.

Para su construcción, los incas utilizaron grandes rocas que encajaron a la perfección unas con otras sin necesidad de ningún tipo de argamasa o mortero. Esta edificiación es un claro ejemplo de que los incas conocían a la perfección la arquitectura antisísmica. A pesar de que Perú es un país que ha sufrido diversos terremotos, las edificaciones y muros creados por esta cultura se mantuvieron casi a la perfección, al contrario que los edificios creados por los españoles.

Además, para hacer honor al nombre de Coricancha, los incas recubrieron todos los muros de este edificio con planchas de oro. En su interior se encontraban esculturas hechas de oro, plata y tumbaga labradas por artistas de origen Chimú, una antigua cultura peruana.

Conversión a templo cristiano

Con la llegada de los españoles a Cuzco, en el siglo XVI, se hizo un reparto de los diversos solares que tenían los incas, muchos de ellos con edificaciones. El templo de Coricancha se lo quedó la orden dominica, quien, en el siglo XVII, destruyó gran parte del templo para construir sobre sus cimientos un convento y una iglesia.

Se cuenta que antes de su destrucción, los incas sacaron de este templo la mayoría de oro que entregaron a los conquistadores para pagar el rescate de Atahualpa, considerado el último inca, sin embargo, los españoles incumplieron su promesa y acabaron asesinando a Atahualpa.

Qué ver en Coricancha

En el interior de Coricancha encontrarás curiosos detalles que dejaron tanto los incas como los españoles. Aquí te contamos los que no te puedes perder:

Templo del Sol: el recinto más importante de Coricancha contaba con una representación del dios Huiracocha (dios creador) además de las momias embalsamadas de los conocidos como hijos del Sol. Este lugar estaba forrado con tablones de oro y tenía una imagen de oro más gruesa en la que estaba representado el Sol. Además, estaba siempre vigilado por mamaconas, mujeres vírgenes y ancianas dedicadas al cuidado de los templos.

Templo de la Luna: se encuentra al lado del Templo del Sol ya que los incas consideraban a la luna esposa del sol. Las pareces estaban totalmente recubiertas de plata y contaban con una gran representación de la luna. En este lugar se colocaban las momias de las coyas (mujer principal del inca). En la actualidad, la mitad del templo está ocupado por la nave de la Iglesia de Santo Domingo.

Templo de Venus y las Estrellas: era el lugar donde se situaba el inca cuando se realizaban fiestas y sacrificios.

Templo de Illapa o Chuki Illapa: el templo del rayo, el relámpago y el trueno cuenta con tres puertas que llaman la atención de los turistas por su gran tamaño.

Templo Arcoíris: en este lugar los incas rendían culto al arcoíris, que para ellos provenía del sol. Una parte de él fue destruida para crear los edificios del Convento de los Dominicos.

Intipampa: la actual plaza de Santo Domingo fue en la época Inca el Intipampa, donde se reunían los nobles y su personal durante las fiestas en las que el inca se trasladaba a Coricancha.

Jardín Solar: en este lugar se depositaban todas las ofrendas de los fieles al dios sol. Solían estar hechas de oro y plata y eran tantas y tan grandes que al ver el lugar, los españoles lo bautizaron como Jardín Solar.

Horarios y precio de la visita

El templo de Coricancha está abierto de lunes a sábado de 8:30 a 17:30 y los domingos de 14:00 a 17:00.

El precio de la entrada general es de 15 soles (aproximadamente 5 dólares) y de 8 soles para estudiantes (3 dólares).

Rating: 4.5. From 2 votes.
Please wait...

Artículos relacionados

¿Qué ver en el centro histórico de Cuzco?

Cuando llegues a Cuzco te transportarás a la época del imperio inca. Esta ciudad peruana, punto de partida al emblemático

Cuzco: el ombligo del imperio inca, los gobernantes incas

La ciudad de Cuzco te sorprenderá en cada paso que des. Y no es para menos, ya que en cada

Turismo místico en Cuzco: los chamanes y las tradiciones incas

 La espiritualidad y el misticismo que rodeaba a la cultura inca siguen vivos en muchos rincones de Cuzo y, en

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*